Marketing Verde

En estos últimos años y como consecuencia del calentamiento global han surgido nuevas alternativas que desarrollan una conciencia conservacionista del ambiente a fin de alargar la vida del planeta tierra, y las empresas son los principales agentes de la denominada “actitud verde”. Su principal premisa es la responsabilidad ecológica, desde el productor hasta el consumidor y surge como consecuencia de las exigencias de los consumidores de crear productos que representaran el menor impacto negativo posible en el ambiente, lo cual generó mayor conciencia en las poblaciones y un compromiso moral-social entre la empresa y el medio ambiente. El marketing verde busca preservar los recursos naturales no renovables, lo que constituye un aporte adicional a la creación de un mejor ambiente y a su preservación para el disfrute de las generaciones futuras, satisfaciendo las necesidades de sus clientes con productos y empaques que contienen componentes biodegradables que protegen el medio ambiente. Esta nueva tendencia promueve la modificación de todo el ciclo productivo para involucrar la responsabilidad ecológica en cada parte del proceso, lo que significa que las empresas deben asumir su responsabilidad fabricando productos eco-eficientes, es decir, que duren más tiempo, que se produzcan con la menor cantidad de recursos posibles y que incluyan material reciclado cada vez que sea posible. (PLAN, 2010) Ante ello, cabe preguntarnos ¿cuáles son las características de los productos que usan dichos términos? 

¡Lee mi artículo completo descargando el archivo adjunto! 

Adjuntos:
ArchivoTamañoDescargas
Descargar este archivo (Marketing Verde.pdf)Marketing Verde.pdf310 kB733
Categoría: /